Educar y criar a un niño es probablemente uno de los mayores desafíos a los que nos podemos enfrentar. Es importante que los padres se autoevalúen y piensen qué errores pueden cometer a la hora de intentar inculcar disciplina a sus hijos.

Profesores y psicólogos identifican las actitudes más nocivas de los progenitores a la hora de implicarse en la educación de sus hijos.


  1. PONERSE A ESTUDIAR CON ELLOS: Ser padre y maestro a la vez crea conflictos y dependencia.
  2. RESOLVER TODOS SUS PROBLEMAS: Solventar sus descuidos dificulta su maduración.

  3. FOCALIZAR TODO EN EL ESTUDIO: Hacer de la formación el eje de la vida familiar daña la relación.

  4. QUERER QUE TODOS SON SUPERDOTADOS: Sobreestimular a menudo provoca el efecto contrario.

  5. DAR PREMIOS POR LAS NOTAS: El estímulo material desvirtúa y puede aumentar la frustración.

  6. JUSTIFICAR CUALQUIER COSA: Buscar trastornos detrás de los fracasos retrasa la madurez.

  7. SER SUS DETECTIVES PRIVADOS: El control absoluto de sus tareas suscita desconfianza.

  8. USAR LAS TAREAS ESCOLARES COMO CASTIGO: Las tareas escolares acaban entendiéndose como un castigo.

  9. PROYECTAR NUESTRAS METAS Y DESEOS EN NUESTROS HIJOS: Las expectativas no siempre se adecúan a las capacidades.

  10. NO RESPETAR LA LÍNEA ESCOLAR: El modelo de los padres no garantiza el éxito hoy.

 

Completa la información en:

Las 10 conductas de los padres que entorpecen la educación de los niños.

https://www.lavanguardia.com